lunes, 29 de agosto de 2016

Kiss Me #1 Prohibido enamorarse | Ellen Kennedy


(Ficha completa pinchando en la portada)

SINOPSIS

Hannah va a hacer un trato con un chico malo... y va a ganar más de lo que espera.

Hannah por fin ha encontrado un chico que la vuelve loca, pero hay un pequeño problema: no tiene ni idea de cómo seducirle.

La solución es Garrett, el deportista y playboy más deseado del campus: él necesita aprobar un examen a toda costa, y a cambio puede ayudarla a poner celoso a cualquiera...

Incluso a sí mismo. Cuando un beso inocente les lleva a una noche increíble, Garrett ve la luz: Hannah no puede irse con otro. Tiene que convencerla de que se quede a su lado.

RESEÑA


Vaya sorpresón me llevé con este libro. Como siempre, empiezo a leerlos porque necesito relajarme de una lectura más densa, o simplemente porque no me da la cabeza para más pero me apetece leer cualquier cosa sencillita y pasajera. Y me encuentro con ESTO.

Las cosas como son, los personajes son tipiquísimos y muy clichés de este tipo de literatura: chica mona, maja, sencillita y chico popular, jugador del deporte por excelencia del instituto que sea que necesita algo de la chica descrita anteriormente. ¿Qué pasará? ¡Tachán! Creo que a nadie le va a sorprender cómo acabarán las cosas entre Hannah y Garret, que son los protagonistas de esta historia.

Pero, tal y como me decían a mí, lo importante no es cómo acaba, sino como se llega hasta el final. Y resulta que en el libro se tratan temas muy escabrosos como la violación de una muchacha y cómo ésta se enfrenta a ello y el maltrato que sufre un chaval por parte de su padre, una figura que debería ser su mayor héroe, y no querer superarlo simplemente porque es un cerdo hipócrita y narcisista (me refiero al padre). Podréis pensar que es un libro dramón y que los temas no pueden estar bien llevados por el tipo de literatura que es, pero para nada es así. Me ha parecido que se lleva de forma muy correcta y natural, que la autora nos lo presenta tal y como es, sin dramas, sin detalles escabrosos... tal y como debería presentarse un tema así para una mente de 16 o 17 años. No hace falta traumatizar a los jóvenes, simplemente enseñarles que el mundo está lleno de maldades, pero sin entrar en el detalle de lo que le hacen a una o al otro.

El resto del libro es muy típico del género. Salvando un par de momentos más intensos o más durillos, el ritmo es muy ágil, el lenguaje es muy llano, sin complicaciones, y se puede leer fácilmente en una tarde de aburrimiento total. Además, este libro tiene humor, por lo que puedes soltar un par de carcajadas y quedarte tan ancho.

Los protagonistas, aunque en general también responden al estereotipo del género, me han gustado mucho por cómo están construidos, por cómo se relacionan entre sí, y porque cada uno tiene su carácter y se mantienen así hasta el final. Ninguno se supedita al otro, y esto también es una sorpresa para el género que estamos tratando. El resto de personajes, amigos tanto de Hannah como de Garret, son también muy buenos personajes, con el protagonismo justo para conocerlos, pero sin eclipsar a la pareja principal.

Os recomiendo este libro si acabáis de salir de una lectura muy densa o si, simplemente, queréis relajaros una tarde. El verano se está acabando (aunque las temperaturas no digan lo mismo), y sí que es verdad que es un libro perfecto para el verano, si os gustan las lecturas ligeritas para esta época.



viernes, 26 de agosto de 2016

NUEVOS LIBROS | Bookhaul julio 2016

Hoy, por fin, he podido subir el vídeo en donde os enseño cuáles han sido mis nuevas adquisiciones. ¿Queréis saber cuáles son?



jueves, 25 de agosto de 2016

Harry Potter y el príncipe mestizo | J. K. Rowling


(Ficha completa pinchando en la portada)

SINOPSIS

Con dieciséis años cumplidos, Harry inicia el sexto curso en Hogwarts en medio de terribles acontecimientos que asolan Inglaterra. Elegido capitán del equipo de Quidditch, los entrenamientos, los exámenes y las chicas ocupan todo su tiempo, pero la tranquilidad dura poco. A pesar de los férreos controles de seguridad que protegen la escuela, dos alumnos son brutalmente atacados. Dumbledore sabe que se acerca el momento, anunciado por la Profecía, en que Harry y Voldemort se enfrentarán a muerte: «El único con poder para vencer al Señor Tenebroso se acerca... Uno de los dos debe morir a manos del otro, pues ninguno de los dos podrá vivir mientras siga el otro con vida.». El anciano director solicitará la ayuda de Harry y juntos emprenderán peligrosos viajes para intentar debilitar al enemigo, para lo cual el joven mago contará con la ayuda de un viejo libro de pociones perteneciente a un misterioso príncipe, alguien que se hace llamar Príncipe Mestizo.

RESEÑA

Casi un año ha pasado desde que leí La orden del fénix (publiqué la reseña en octubre del año pasado), así que ya era hora de retomar la saga para acabarla y leerme el nuevo libro que ha publicado la autora sobre esta historia en formato teatro. Así que allá vamos.

Como os he ido diciendo en las anteriores reseñas, J. K. Rowling hace crecer a sus personajes a medida que sus lectores crecen, y en este sexto libro encontramos mucha más crudeza, más maldad y ciertos momentos que ya no son aptos para cualquier edad. En el anterior libro Harry ya experimentó la muerte de alguien cercano de manera consciente (cuando sus padres murieron él no tenía más de un año), y en este vuelve a perder a una figura sumamente importante en su vida. Es un mazazo tremendo, y el lector lo sufre con él, siente la pérdida, y empieza a ser consciente de que nadie está en la vida para quedarse, todos, absolutamente todos, estamos de paso. La autora lo presenta de manera natural (sí, estamos de acuerdo en que es muy dura esa escena, pero no es nada escabrosa ni está adornada), así que es la muerte tal cual.

En este penúltimo libro también vemos más aventura, y vemos cómo la amistad une más que nunca a nuestros protagonistas, ya que, a pesar de todos los encontronazos que tienen a lo largo de la historia (hablo sobre todo de Ron y Hermione), siempre consiguen volver los unos a los otros, y esa es la mayor muestra de lealtad que pueden hacer unos amigos.

Interesantísima toda la trama que rodea al personaje de Snape. Acostumbrados como estamos a odiarle, en este libro se nos presenta otra cara de él mismo, se nos explica cómo llegó a convertirse en mortífago, por qué odiaba tanto a James Potter y Sirius Black, y por qué traslada ese sentimiento a Harry. Aunque también hay cosas contradictorias en este punto del libro, por motivos que no puedo decir porque serían spoiler...

Y también me gusta mucho el hecho de que J.K. Rowling no se deje a los personajes secundarios a su suerte. Sabemos qué es de Fred y George, y en general, sabemos de toda la familia Weasly. Vamos desentramando muchas cosas de la vida de Tom Riddle, o Voldemort (y este también es uno de los personajes más interesantes de la saga).

Y luego, otra cosa muy importante es que, a pesar de haber leído la saga tres mil millones de veces, siempre que la releo la redescubro, me sorprendo, encuentro cosas que antes no estaban ahí, me formo mis teorías raras y conspiranoicas y voy enlazando con otras cosas que he ido descubriendo, y eso es genial. Es una de las pocas sagas que van a trascender, que no van a pasar de moda, porque no sigue la actualidad, no es algo que podamos relacionar con nuestro entorno inmediato. Estaremos de acuerdo en que J. K. Rowling se lo ha montado muy bien para que Harry, Ron y Hermione acompañen a muchísimas generaciones.



lunes, 22 de agosto de 2016

La joven que no podía leer | John Harding


(Ficha completa pinchando en la portada)

SINOPSIS

Nueva Inglaterra, década de 1890. Un hombre que se hace llamar doctor John Shepherd llega a un aislado manicomio de mujeres para trabajar como ayudante del propietario, el doctor Morgan. Shepherd lucha por ocultar sus secretos más oscuros, pero pronto descubre que estos abundan en el centro. ¿Quién es la mujer que recorre los pasillos por la noche? ¿Por qué lo odia la enfermera jefe? Y ¿por qué no le permiten visitar la última planta del hospital?

Sorprendido por la dureza con que Morgan trata a sus pacientes e intrigado por una de ellas, Jane Dove (una joven amnésica que adora los libros pero no sabe leer), Shepherd se embarca en un experimento para ayudarla. Su pasado le dará alcance mientras intenta resolver la misteriosa historia de Jane y ambos se convertirán en la tabla de salvación del otro.


RESEÑA

La verdad es que no me esperaba para nada lo que me he encontrado en esta novela, y eso me pasa única y exclusivamente por no leer las sinopsis. Además, de esta novela tampoco he leído reseñas, iba un poco a ciegas y completamente guiada por mi instinto que, como de costumbre, no suele fallar.

Cuando empecé este libro, por quien estaba escrito y por la portada, esperaba algo parecido a La ladrona de libros, sin el componente de guerra, pero sí con una chica como protagonista que adora leer pero no tiene posibilidad de hacerlo tanto como quisiera. Y mi sorpresa ha sido encontrarme con una historia que me ha trasladado a la Inglaterra del siglo XIX a un centro penitenciario de mujeres (o lo que es lo mismo, a un manicomio de mujeres).

Lo primero que nos encontramos en la novela es muy desconcertante, porque es un narrador en primera persona que nos engaña, y que sabemos que nos está engañando y ocultando mucha información fundamental para conectar hilos en la historia. Este personaje roba la identidad de alguien para hacerse pasar por psicólogo y meterse en un manicomio. No sabemos quién es, ni por qué quiere esconderse, tenemos muy pocos datos de él, pero a medida que avanza la historia empezaremos a conocerle y a saber cuáles son sus intenciones.

Y por otro lado, tenemos a Jane Dove, una interna que al parecer tiene pérdida de memoria y no sabe quién es ni qué hizo para estar ahí. Entre estos dos personajes se empezará a formar algo parecido a una alianza, ya que ninguno de los dos tiene deseos de estar en ese lugar, pero no les queda más remedio.

La historia está plagada de misterio, de secretos y de incertidumbre, y todo está perfectamente conectado y engranado para que no saquemos conclusiones precipitadas. Más o menos hasta la mitad no tendremos datos suficientes para empezar a conectar puntos y a atar cabos sueltos.

La ventaja de esta novela es que es súper corta (no llega a las 300 páginas), pero está escrito al estilo de las novelas góticas inglesas; es decir, un ritmo que obliga a ser pausado, pero que a la vez no ralentiza la lectura y hace que acabemos rápido la novela porque realmente engancha y tiene poca longitud.

En definitiva, no era para nada lo que me esperaba pero ha resultado ser una sorpresa muy gratificante. La he disfrutado muchísimo, y a medida que leía no me podía quitar de la cabeza películas como Shutter Island o libros como Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena (recomendadísimas ambas si os gusta pensar y darle vueltas a la cabeza).

Justo después de acabarlo me enteré de que viene de una primera parte donde se nos habla de Jane Dove, pero creedme cuando os digo que no es necesario en absoluto leer ese libro para enterarnos de toda la historia. La primera parte se llama Florence and Giles, y no está traducido en España (aunque no tardaré en hacerme con él, porque me he quedado con ganas de saber de este personaje tan fascinante).








miércoles, 17 de agosto de 2016

El poder de la sombra (Trilogía del mal #2) | Mª José Moreno

NOTA: Esta novela pertenece a una saga y es la segunda parte. La primera parte, La caricia de Tánatos, la tenéis reseñada pinchando en el título. Si no habéis leído la primera parte, no leáis esta reseña, podría contener spoilers


(Ficha completa pinchando en la portada)

SINOPSIS

Varios asesinatos con idéntico modus operandi señalan como sospechosa a Rosa María Luque, novia de un reputado político, famosa escultora y sucesora de una familia muy conocida de la ciudad. Aunque mantiene su inocencia con absoluta convicción, todas las pruebas recaen sobre ella.
Su mente es un puzle incompleto y desordenado. Su amnesia, su angustia y su inestabilidad emocional complican su defensa en el inminente juicio, por lo que su abogado defensor, Enrique Castilla, contrata los servicios de Mercedes Lozano, psicoterapeuta interpersonal, y Miguel Vergara, psiquiatra, quienes deberán acometer la difícil tarea de reconstruir el pasado para entender el presente y solventar el futuro de Rosa.
¿Finge o dice la verdad? ¿Puede la mente olvidarse del ayer, vivir el hoy y no prever el mañana?


RESEÑA


Esperaba ansiosa leer esta segunda parte, porque aunque el caso que lleva de cabeza a Mercedes en La caricia de Tánatos queda cerrado, hay muchos flecos que quería que se resolvieran en este. ¿Qué pasa con Marcos/Javier? ¿Qué pasa con Miguel? ¿Cómo se enfrentará Mercedes a todo lo que ha pasado? Algunas de estas cuestiones sí se resuelven en El poder de la sombra, pero surge un nuevo caso, y surgen nuevas dudas...

En esta ocasión, Mercedes, además de sus propios pacientes, debe entrevistarse con una mujer acusada de doble asesinato. El objetivo es determinar si ella ha sido la autora de los crímenes o, en cualquier caso, por qué no se acuerda de haberlos cometido. Esta trama envolvente hará que caigamos en las redes de la novela, porque cuando están tratando de averiguar la verdad, van saliendo a la luz aspectos de la vida de Rosa que abren un nuevo camino en la investigación, y hay que estar atento para no perder detalle de todo lo que se va descubriendo.

El hecho de que la trama sea enrevesada nos atrapará y hace que el ritmo sea súper ágil, como en la anterior novela de la trilogía. No se puede parar de leer porque además de no perder detalles, se siente la necesidad de descubrir más y más sobre la vida de esta mujer que, a pesar de todo, nos hará empatizar mucho con ella.
Y además de esto, está también la subtrama de la relación entre Mercedes y Miguel, que aunque a mí no me está gustando mucho, está muy bien llevada, porque tiene la dosis justa de romance en una novela negra. La única pega que le pongo a esta parte es que no me gusta que Mercedes le de la vuelta  a todo y se cuestione todos los puntos de la relación.

Y quiero recalcar una cosa importante: el epílogo. Este epílogo que me ha dejado completamente descolocada. Sinceramente, menos mal que no leí estas dos partes cuando salieron, porque si no no sé qué habría sido de mí esperando hasta septiembre para el desenlace. Si ya un mes me parece demasiado...