domingo, 9 de julio de 2017

#Debate | Comunicar las reseñas negativas

¡Hola, amigos! ¿Cómo se os presenta el domingo? Espero que disfrutéis mucho este día, antes de empezar una nueva semana :)

Hoy vengo con una nueva sección, que se va a llamar "Debates". En esta sección quiero plantearos algunas cuestiones que veo por redes sociales, relacionadas con el mundo de la literatura y con gente que nos dedicamos a esto de las reseñas, o que estamos comprometidos con la difusión de libros.

Para esta primera entrada de la nueva sección, quiero hablaros de comunicar las reseñas negativas. Me explico. Cuando hacemos reseñas, lógicamente queremos difundirlas, porque queremos compartir nuestra opinión con nuestros seguidores, los autores, las editoriales... Pero, ¿compartimos todas las reseñas? ¿O solo las que nos convienen?

En todo este tiempo que llevo en Blogger, he visto dos tipos de blogs (así, a grandes rasgos): los que reseñan todo lo que leen, ya les haya suscitado buenas opiniones o malas, y los que solo reseñan los libros que quieren recomendar porque les ha gustado. Lo que yo planteo es: los que reseñan todo y luego comparten en las redes, ¿etiquetan a los autores y las editoriales en las reseñas negativas? Esta pregunta la planteé en Twitter y esta fue la respuesta:

(Pinchando en la imagen podéis leer mejor)

La mayoría dijisteis que sí que compartís tanto las buenas como las malas, pero hubo una gran parte que dijo que no, por si les molestaba. ¿A vosotros qué os parece?

Bajo mi punto de vista, compartir solo lo bueno no me parece bien, la verdad. Si se etiqueta a la editorial y al autor de cierto libro porque has hecho una reseña positiva, ya que el libro te ha encantado, lo suyo es que en las negativas hagas lo mismo para que el autor vea en qué te ha fallado, por qué a un lector no le ha gustado su libro (claro, esa es mi opinión).

Personalmente, comparto todo, tanto lo bueno como lo malo. Y me he llevado más de una mala contestación por parte de autores que no saben encajar una crítica negativa (cosa que tampoco entiendo, porque en mi blog nunca veréis una crítica negativa y destructiva). Pero no me veo capaz de compartir solo lo bueno, como si mis reseñas negativas no merecieran la pena. Si no quisiera que llegaran a ojos del autor o la editorial, no haría reseñas negativas, ¿no? Entonces, desde aquí lanzo otra pregunta a los que hacéis reseñas negativas que luego no compartís con autores: ¿por qué? ¿Por qué las difundís por vuestras redes sociales sin mencionarles a ellos? ¿Por qué solo queréis que editoriales y autores vean solo los halagos que tenéis para ellos?

A raíz de esto, se me ocurrió la otra pregunta que veis abajo, esta vez dirigida a los propios autores. Y como veis, aunque votaron pocos autores, hay un clarísimo sí a lo de querer ver reseñas negativas. Así pues, desde esta entrada os animo a dos cosas: la primera, que me comentéis qué os parece esta cuestión y qué soléis hacer vosotros, y la segunda, que a partir de ahora compartáis con los autores todas vuestras opiniones, porque aunque habrá algunos que os increpen y se molesten, la gran mayoría agradecerá todo lo que les digáis, ya que así podrán mejorar.

¡Nos leemos!


11 comentarios:

  1. Yo estoy dentro de la primera categoría de blogs, reseño todo lo que leo y sean buenas o malas las comparto y etiqueto a autores y editoriales y lo mismo pasa cuando encuentro errores en libros ya sean de formato, edición u ortográficos. Lo indico en la reseña y envío un email a la editorial para que en la siguiente edición se subsanen esos errores.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Nieves! Estoy de acuerdo en los dos tipos de blog y aun así yo soy algo intermedio jeje No reseño todo lo que leo porque no me daría la vida, reseño lo comprometido con autores o editoriales y alguno más que vea que me da tiempo (de estos últimos sólo que me hayan gustado) Pero obviamente cuando la reseña es comprometida con autor o editorial siempre comparto y etiqueto al publicar por todas partes, sea positiva o negativa ;) Lo que no hago es seguir con la difusión de algo que no me ha gustado XD Es decir, difundo en plan "Nueva reseña en el blog" pero si el libro no me ha gustado, ahí se queda mi difusión (a no ser que el tema negativo sea algo polémico, tipo "esto es machista, no lo leáis") Pero de estas tengo pocas jeje
    ¡Besazos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Yo siempre etiqueto al autor y a la editorial, ya sea la reseña positiva o negativa. Y la mayoria me lo agradece, porque de las criticas constructivas se aprende mucho =) Yo reseño tanto libros que he odiado, que me han decepcionad, como libros que me han gustado mucho^^
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  4. Yo reseño casi siempre. La única excepción es si la novela no me ha gustado nada y la ha escrito alguien que está empezando, tipo autoeditados. Entonces sí, procuro transmitirle al autor lo que no me ha gustado, pero por privado.
    De todas formas, yo siempre procuro exponer en la reseña lo que me ha gustado y lo que no, que casi siempre hay algo en cada historia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. A ver, empiezo yo, aunque no sé si soy la más adecuada, porque estoy en ambos lados.

    Yo no hago reseñas negativas. No las hago porque mi blog tiene un tráfico discreto, no es exactamente un blog de reseñas, y la poca gente que me lee no quiere que le cuente lo que no me ha gustado, sino lo que sí, para poder decidir si lo leen después. Somos cuatro gatos con gustos parecidos los que atravesamos el espejo, así que, como no tengo vida para todo, no me molesto en sentarme a escribir sobre libros que no me han aportado nada.

    Aunque no es verdad del todo. El año pasado hice dos reseñas no positivas. Constructivas, reconociendo sus puntos fuertes (ambos libros los tenían) y señalando lo que a mí no me había gustado. Lo hice porque me sentía mal cuando mi opinión no coincidía en absoluto con la de cientos de blogs que hablaban maravillas de ellos, como si hubiera perdido yo el norte lector, y en el caso de uno de esos libros, La amiga estupenda, me resultó bastante reconfortante que lectores que nunca habían puesto un pie en mi blog, entraran, comentaran y me dijeran que coincidían conmigo en no haber sentido empatía con la historia (aunque sí con la escritura) y que estaban igual de perplejos que yo. Para mí fue como decirme que no soy yo sola la que está tonta (que ya sé que es un consuelo muy tonto, pero me hacía falta).

    Sobre lo de etiquetar. He dejado de etiquetar en las redes en algunos casos a los autores cuando hago reseñas. Las comparto y punto. Hay una razón, quizá una maldad que me soltó un autor el año pasado que me hizo tomar esta decisión, y por eso ahora me lo pienso. Pero tranquila, que es algo que a ti no te va a pasar, porque no estás en mi curiosa posición en este mundo. Me dijeron que hacía reseñas buenas y etiquetaba a los autores para que se me viera a mí.

    Respiré profundamente, puse una sonrisa de esas falsas y respondí con una palabra: bueno (es un comodín fantástico). Desde entonces, a los superventas no los etiqueto, aunque luego me suelo encontrar que su editorial se encontrado a su vez mi reseñas y me etiquetan a mí.

    Y después de esta charla eterna, que se me ha ido un poco de las manos, te deseo buen domingo.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Nieves! Al igual que en el comentario de arriba, yo tampoco suelo reseñar todo lo que leo porque no me alcanzaría la vida. Pero si son libros dados por editoriales los reseño sí o sí y difundo la reseña, sea positiva o negativa. Además pienso que con los libros es una cuestión de gustos. Supongamos que hay algún aspecto del libro que a mí no me gustó y lo remarco en mi reseña, un lector la lee y decide que ese aspecto que a mi me disgusta a él no le parece algo malo. Al fin y al cabo ganamos todos, porque esta persona conoció el libro gracias a la difusión que yo le di con la reseña y puede que termine comprando el libro a pesar de mi opinión. ¿Me explico? No es solo una cuestión de que el autor mejore con las críticas negativas, también es una cuestión de que la gente conozca historias de las que no se hubieran enterado si no pasean por los blogs y redes sociales. Así que sí, totalmente a favor de compartir todo tipo de reseñas. :)

    Un abrazo!
    Ara

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que yo intento reseñar todo lo que leo, ya sea en reseña extensa o en mini reseña, y cuando las difundo intento etiquetar siempre al autor o a la editorial (aunque Twitter en las últimas semanas no me ha dejado etiquetar –.–), independientemente de que haya disfrutado de la lectura o no. Al fin y al cabo, si una reseña negativa se ha escrito bajo el respeto, el autor no debería sentirse ofendido, todo lo contrario, aprendería un poco más, creo que eso forma parte del aprendizaje del escritor. También es verdad que hay autores que se toman las críticas negativas fatal y no lo aceptan, incluso sé de casos en los que dicho autor pone verde al blogger, pero, si llegamos a estos extremos, el que queda mal es el propio autor porque, mientras tú no hayas faltado el respeto a nadie y hayas dado tu opinión con honestidad, no veo donde está el problema. Por otro lado, escribir una reseña negativa, no solo ayuda al autor sino que da pie a que te explique por qué lo ha expresado de esa manera que a ti no te ha gustado. A mi me ha pasado hace poco, y empezar ese pequeño debate con el autor –que no tiene por qué ser malo– hizo que viera la obra con otros ojos.
    ¡Me ha encantado tu reflexión! Me pasaré de vez en cuando por aquí, a ver qué van comentando, porque a mi también me gustaría saber lo que piensan los que no comparten sus reseñas negativas ^-^
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Es bien sabido que no a todo el mundo le gustan las críticas aunque sean constructivas, yo particularmente tengo la suerte de que no suelo leer muchos libros que no me gusten y los que tienen partes o cosas especificas que no me gustan lo digo libremente ya que no empañan el libro al contrario me siento libre de opinar como lector Hay gente que solo reseña lo que considera que es digno de difundir positivamente, en mi caso si le presto tiempo a un libro luego lo reseño para bien o para mal y al que no he etiquetado en las redes sociales es porque no tiene.

    ResponderEliminar
  9. Por cierto buen debate el que planteas

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa!

    Yo suelo reseñar todo lo que leo, lo bueno y lo malo. Recién leí un libro que tuvo un hype muy grande, y a mí no me gusto para nada. Hice la reseña, y puse mi sincera opinión, la autora no se ha molestado, porque creo yo, supo entender mi punto de vista como lectora. Sin embargo, ya me ha pasado de hacer una reseña negativa y recibir una mala respuesta por parte de una autora.
    Soy muy despistada en cuanto a redes sociales, y pocas veces me acuerdo de postear en facebook y twitter (y etiquetar editoriales / autores) en las reseñas pero... si me acuerdo de utilizar las redes sociales para dar más boom a mis reseñas generalmente no hago distinción entre las negativas y positivas pues suelo pensar que es bueno que se sepa lo que, y el porqué, no me ha gustado. Es un derecho que tiene el autor de saberlo, pero si desde luego le molesta mi opinión tras leerla, entonces bueno, no puedo hacer nada para remediarlo porque todo que escribo intento hacerlo con toda mi honestidad y educación.

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    Yo siempre trato de reseñar todo, especialmente porque creo que si alguien busca un libro que leer y solo lee cosas positivas porque la gente no dice las cosas malas, va a tener una imagen falsa del libro. Al hacerlo siempre intento buscar algún aspecto positivo y destacarlo ya que creo que no todo es siempre negro o blanco.
    Puesto que con el blog llevo muy poco, mis entradas casi no se leen y nunca me he encontrado con que los autores respondieran a una crítica negativa.
    En definitiva, creo que tienes razón con lo de que hay que compartir las opiniones negativas pero de manera constructiva.

    Un saludo Una lluvia de tinta

    ResponderEliminar

Se agradecen todas las opiniones, siempre y cuando sean respetuosas. Gracias por tu aportación :D