martes, 4 de marzo de 2014

La foto de Nora

LA FOTO DE NORA



Autora: María Jeunet
Título: La foto de Nora
Páginas: alrededor de 232

Sinopsis (cogida de amazon)

¿Qué harías si tu corazón elige a la peor persona que puedas imaginar?

Nora Olsen tiene la vida por delante, estudia en la Universidad de Nueva York, es una chica alegre, inquieta y curiosa. Cuando su amigo Patrick le proponga descubrir qué pasó con su familia biológica Nora no dudará ni un segundo en ayudarle.
Este simple hecho será el detonante para que el corazón de Nora se ponga en marcha cuando encuentren al hermano mayor de Patrick: un tipo oscuro, metido en líos y rodeado de delincuentes.
Pero nada de eso será barrera para que Nora inicie con él una extraña relación.

Su unión tendrá repercusiones mucho más allá de lo que ellos imaginan: obras de arte, el FBI, un revolver, una foto... Y es que el destino tiene colocadas todas las piezas a su antojo, porque al final hay cosas que no se pueden evitar. ¿O tal vez sí?

Mis impresiones de la novela

Antes de empezar, tengo que decir que desde Clavos en el corazón me agencié con un cuadernito para ir escribiendo en él las emociones que sentía y las impresiones que iba teniendo con un libro a medida que lo leía. Lo estoy haciendo así porque me daba cuenta que cuando me leía un libro, al terminarlo tenía tal torbellino de sentimientos y pensamientos que al intentar ponerlos en una reseña lo hacía de manera totalmente desordenada, así que a ver si este método me funciona y consigo transmitiros lo que realmente me dice una novela cuando la leo (dejando de lado los comentarios que pongo del tipo “¡Hala, qué fuerte!” o “Mira lo que te ha dicho…” jajaj).

Empecemos con La foto de Nora. Con honestidad os puedo decir que me ha parecido de lo mejorcito que me he leído. Leí Las hojas de Julia al inicio de este año, y esta segunda novela me ha gustado más. El estilo narrando, la trama, la protagonista… me parece que todo es más coherente y que está mejor resuelto. El porqué de que me haya parecido de las mejores novelas leídas es porque se me ha hecho de noche y ni me he enterado. Me parece que va a seguir la estela de Las hojas de Julia y se va a colocar en la posición más alta en muy poco tiempo.
 
Desde el principio de la novela, a la protagonista, Nora, se le abren diferentes caminos en su vida que van a tener gran trascendencia en su futuro, y de momento parece que no tienen solución: la relación con John, su curso en la universidad… ¿Qué elegir: un futuro brillante y una carrera más brillante aún, o el amor de tu vida? Esta es una pregunta que se le plantea a Nora en dos ocasiones a lo largo de la novela: en una ocasión eligen las circunstancias, y en otra, elige ella misma.
Estamos en Nueva York, y Nora está ayudando a Patrick a encontrar a su familia biológica. Cuando Nora se cuela en los archivos, roba la foto de Daniel J. Hogan, porque sus ojos le han robado el corazón. Es algo que no le cuenta a Patrick, pero deciden ir a Boston (que allí es donde los papeles dicen que está) a ver al hermano de Patrick. Pero lo que ven no les gusta: un muchacho descuidado, con malas compañías y metido en cosas raras. Patrick decide dejarlo pasar, cree que es mejor no meter en su vida a alguien así. 

Sin embargo, Nora sigue conservando esa foto, y la mira. Decide conocer a Daniel, ver si realmente es tan malo como aparenta. Inician así una relación extraña, una relación que acaba muy mal para Nora, porque acaba con su corazón hecho mil pedazos. 

Cuando ocurre esto, cuando lees las palabras tan horribles que pronuncia John con la boca (aunque no con el corazón, como le queda claro al lector pero no a nuestra protagonista), sientes el dolor en tus propias carnes. Te da rabia que Nora no sea capaz de ver que John no está siendo sincero, te da pena ver cómo se rompe su corazón sin aparente arreglo.

[... pensé que me equivocaba. Que había visto señales inexistentes. Que había visto lo que yo quería ver. Esa es otra parte mala del amor. Lo tonto que uno puede llegar a ser. Y yo era la más tonta dle lugar. No había duda.]

En este momento es cuando Nora decide encauzar su vida hacia su carrera, y es así como consigue hacerse agente del FBI, y no sólo eso, sino la agente más joven en salir al campo (en infiltrarse en operaciones).

5 años después de su desencuentro con John, Nora tiene que infiltrarse haciéndose pasar por la mujer del Teniente Newman, a quien conoce primero por e-mail para concretar la dudas. El caso es que a medida que se van enviando correos, siente una conexión especial con él, y al teniente le pasa exactamente lo mismo. Esa conexión especial que ambos sólo han sentido con una sola persona.
Aquí uno se empieza a imaginar cosas, y empiezas a pensar “¿y si…?”. Pero no puede ser… es absolutamente imposible, ¿verdad? Lee, lee.

No puedo contar más de la trama, porque os lo destripo todo. Solo os confieso que esta novela con sus tintes de suspense ha conseguido cautivarme, y ha conseguido que haga sentir lo que los personajes sienten.

Y hablando de los personajes, os los voy a describir un poquito. Nora empieza siendo una chica inteligente, atrevida, e imparable. Con una gran proyección por delante. Es impulsiva, pero el tiempo le hace tener más cabeza, y ser más razonable. John es ese “chico malo” que a todas nos volvía loquitas en el instituto. El chico capaz de robarte el corazón sólo con su mirada (y es lo que precisamente le pasa a Nora); pero también el chico capaz de rompértelo con palabras mordaces. Y por último, el Teniente Newman. Adicto al trabajo se podría decir. Introvertido, serio, es el que lleva la investigación de robos de obras de arte francesas, y se toma mal la entrada del FBI en el caso. Cuál será su sorpresa cuando su compañera, la que va a tener que hacer de su esposa, no le cae tan mal como pensaba; y no solo eso, sino que además empieza a sentir una conexión con ella totalmente inesperada.

Para acabar con mis impresiones, os diré una curiosidad de la novela: en ella se menciona a Julia, la protagonista de la anterior novela de María Jeunet. Y os preguntaréis que por qué me parece curioso. Bueno, creo que es una pequeña manía, pero cuando un autor menciona a personajes de novelas pasadas, a mí se me pone una sonrisa en la cara, porque es una manera de seguir sabiendo de ellos, y en esta ocasión, la aparición es muy grata :)

Cuestiones formales

Vayamos a la parte más externa de la novela. Es una narración en tres partes: la primera se centra básicamente en Nora, y se narra en primera persona. Desde su visión conocemos toda la trama inicial, la búsqueda con Patrick del hermano, la relación tan rara que mantiene con Daniel, la decisión sobre su carrera… Y por otro lado, tenemos las dos últimas partes, narradas en tercera persona para ofrecernos una perspectiva más objetiva de los personajes. De esta manera, podemos conocer bien a todos, y a la vez somos capaces de sentir lo que sienten todos.

Del ritmo narrativo solo os digo que es muy fluido. Leerlo es básicamente como estar viendo una película, y además, como es cortito se lee muy rápido y se te queda una buena sensación. Quizá no es una historia que quede grabada en tu mente para los restos, pero al finalizar tenéis que ordenar las ideas, aclarar las mentes para visualizar bien lo que ha pasado. Y lo mejor de que no se quede grabadísima a fuego  es que, cuando te topes con ella, volverás a querer leerla. Porque es algo que yo tengo claro, esta novela ha pasado a ser de esas lecturas sobre las que volveré cuando necesite leer algo así en determinados momentos. (Luego te encuentras con libros que te marcan tantísimo que si los ves en la estantería pegando un repaso de lo que tienes, no escoges para volver a leerlo… pues yo sé que eso no me pasará con La foto de Nora, y creo que es algo positivo en una lectura).

Y, por último, os voy a decir la mejor cualidad que esta novela tiene para mí: SUSPENSE. ¡Sí! Y no os confundáis, que no estoy diciendo que la novela sea del género negro ni mucho menos; es una novela romántica en toda regla. Simplemente digo que el hecho de que haya investigación y suspense del de verdad (no de ese que estás diciendo toda la novela “¿y qué pasará, y qué pasará?”), es algo que ha influido a que me guste tanto.

Definitivamente, esta novela tiene el 10/10, y me ha gustado más la manera de narrar en esta que en la primera (sin desmerecer a Las hojas de Julia, ni mucho menos).

Gran historia, gran trasfondo y gran, gran, GRAN FINAL.

5 comentarios:

  1. No conocía esta obra y en principio pensé que sería una novela negra, por lo que has contado tiene buena pinta y viendo tu entusiasmo y lo que te ha gustado habrá que darle una oportunidad
    Besos

    ResponderEliminar
  2. NO tiene mala pinta, y veo que te ha gustado mucho. Quizás la compré en Amazon viendo su precio, pero tengo muchos pendientes ahora mismo, asi que la dejaré un poco apartada. Gracias por tu aportación.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Se nota que lo has disfrutado aunque esta vez no me termina de llamar. Gracias por la reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola. He "caido" en este blog de casualidad buscando opiniones sobre este libro. NO había leido "Las hojas de Julia". Creo que me animaré a leer los dos. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te vas a arrepentir, son dos novelas muy ligeritas ^^

      Eliminar

Se agradecen todas las opiniones, siempre y cuando sean respetuosas. Gracias por tu aportación :D